Demo

La web con todo sobre la Seguridad Vial

Las distracciones al volante

Las distracciones en la conducción

Entre el 80 y el 90% de los accidentes se encuentra implicado el factor humano como elemento fundamental. De este porcentaje hay tres fallos humanos que suman el 60% de este tipo de accidentalidad: Alcohol, velocidad y distracciones.

CEA difunde una serie de consejos para prevenir las distracciones al volante, la segunda causa de muerte en las carreteras:

Agentes humanos que provocan distracciones:

  • La personalidad: las personas extrovertidas suelen tener mayores dificultades para mantener la atención y son más propensos a las distracciones.
  • Fatiga, depresión, estrés, ansiedad, sueño... provocan falta de atención y riesgo en la conducción.
  • Poner un CD, encender un cigarrillo, buscar algo en la guantera o ponerse el cinturón en marcha también provocan distracción en la conducción.
  • Circular bajo los efectos de alcohol, fármacos o sustancias sicotrópicas.
  • Tener una edad avanzada.

Factores externos que provocan distracciones:

  • Distracciones al volanteLa señalización incorrecta, que además potencia la aparición de fatiga.
  • Las conductas interferentes, es decir, prestar atención al paisaje a alguna publicidad...
  • Buscar información ajena a la conducción como un hotel o un restaurante.
  • El grado de luminosidad, especialmente a la entrada y salida de túneles o por la noche que afectan de forma directa a nuestra visión.
  • Confianza en una carretera o ruta conocida hace que se reduzca la alerta sensorial.
  • La localización del estímulo respecto al conductor.
  • La temperatura en el interior del habitáculo.

El teléfono móvil:

  • Según un miembro de Epidemiology Resources de Boston, el riesgo más grave y plenamente constatado del móvil en la salud humana es el de provocar un accidente de tráfico.
  • Hablar por el móvil durante la conducción puede aumentar entre 5 y 10 veces la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico.
  • Uso del móvil en la conducciónEl uso del móvil incrementa el riesgo de accidente en los mismos niveles que conducir con una tasa de alcoholemia de 1.0 g/l.
  • Hablar por el móvil interfiere en el manejo motriz del vehículo (volante, intermitentes, cambios de marcha...)
  • Se altera la distancia de seguridad, se confunden itinerarios y se comenten más infracciones de lo habitual.
  • Se modifica la velocidad, con fuertes cambios y con una tendencia a ir más despacio de lo normal.
  • Aumenta el tiempo de reacción del conductor en 0.71 segundos.
  • Si en condiciones normales no se perciben entre un 5-15% de las señales de tráfico, hablando por el móvil se dejan de captar hasta el 50%.

Momentos de riesgo con el móvil:

  • Cuando se recibe una llamada, por el factor sorpresa que altera las pulsaciones y la actividad cerebral, incluso llevando manos libres.
  • Cuando se marca. En un teléfono normal esta acción requiere entre 5-10 segundos lo que implica que si se circula a 120 km/h se pueden recorrer entre 180 y 350 metros sin control adecuado el vehículo.
  • Cuando se está hablando, riesgo que va aumentado conforme pasan los segundos y que comienza a ser especialmente peligroso a partir del segundo minuto. Si se circula con manos libres, el tiempo aumenta a los cinco minutos.
  • Es frecuente el uso del móvil para chatear mediante Whatshapp o redes sociales como Facebook y Twitter durante la conducción, multiplicando por cuatro el riesgo de accidente. Su utilización se considera multa grave, que asciende a 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

Por todo ello, desde CEA aconsejamos que a la hora de conducir no se tengan elementos alrededor que puedan distraer, y estar en todo momento pendiente de lo que sucede en la carretera para evitar males mayores.

Si sales de viaje, revisa previamente

la presión de tus neumáticos

Colaboramos con

Ponle Freno    Carta Europea    Continental

Fesvial    DGT    Universidad Rey Juan Carlos