Demo

La web con todo sobre la Seguridad Vial

Historia de una Luna

Muchísimos escritores y poetas han cogido como tema central de su obra la luna. Cantantes y pintores la han señalado en su trabajo. Pero... ¿y las lunas de los vehículos? No se debe pensar que los cristales son meros elementos decorativos, ya que forman parte de la seguridad del propio automóvil. Por tanto, hay que prestarles especial atención y cuidado, por lo que se hace fundamental prestarles la atención y los cuidados mínimos para conservarlos en el mejor estado posible. Desde CEA le contamos cual es su historia y curiosidades a cerca de estos elementos.

Rotura de lunasLas lunas son unos elementos un tanto estéticos y muy seguros que se introdujeron en el coche allá por 1910. Se introduce en el automóvil para evitar que cualquier objeto pueda llegar a golpear a los ocupantes tras un accidente de tráfico. Sus modestos inicios como vidrios de cualquier tipo han ido cambiando con el paso de los años, convirtiéndose cada vez, en un elemento más seguro.

En 1940 la industria automovilística comienza a utilizar un tipo concreto de vidrio, el cristal templado. El motivo no fue otro que la evolución constante que estaba sufriendo el sector en materia de seguridad, ya que no todos los tipos de vidrio eran los correctos. Tras los estudios de esas épocas se dieron cuenta que los cristales templados eran muy fácilmente resquebrajables ante un accidente de circulación lo que suponía que en ocasiones limitaba la visibilidad del conductor y podía llegar a provocar cortes en los pasajeros del vehículo.

Por ello, en 1983 se incorporaron a los vehículos obligatoriamente por ley (al menos en el parabrisas delantero) los cristales laminados. Este vidrio llega a ser 10 veces más resistente que uno templado, de los que se usaban anteriormente, y mucho más duro. Este tipo de luna está formada por dos cristales cuyo grosor varía de 1,6 a 2,5 milímetros, entre los que se acopla una lámina plástica. Esta lámina, lo que hace es dejar los fragmentos de cristal todos adheridos para que no se desparramen y provoque cortes importantes a los automovilistas en caso de un accidente. Como se ha dicho, actualmente la legislación sólo obliga a las marcas a incorporar este tipo de luna al parabrisas delantero, aunque ya muchos constructores comienzan a incorporarlo en todas las ventanillas del vehículo.

Seguridad en el cristal

Las lunas son la parte fundamental que evita la deformación del techo en caso de vuelco. Además, aportan el 30% de la resistencia estructural del vehículo y por ellos vemos las incidencias de la carretera. De este modo, mantener los cristales en un perfecto estado de conservación se convierte en una prioridad para no ver mermada nuestra seguridad al volante.

En caso de pequeñas fisuras, los cristales laminados ofrecen la posibilidad de ser reparados con cierta facilidad sin necesidad de cambiar el parabrisas completo, lo que supone un ahorro del 80% de la factura. En todo caso, se recomienda cambiarla cuando se vea afectada la parte interior del cristal, la rotura sea mayor de 15 milímetros o se ubique en la zona de visión del conductor.

Mayores amenazas

Lunas de cochesSegún un estudio realizado por Carglass, una empresa de cristalería del automóvil, el 80% de las roturas se producen por impacto de gravilla en la carretera. Por ello se recomienda circular a una distancia prudencial con el vehículo de delante. Este tipo de impactos se puede reparar en casi el 50% de los casos.

Otro 13% de las roturas son provocadas por caídas de objetos de gran tamaño sobre la luna. Esto es más frecuente en zonas rurales y en situaciones climatológicas adversas, por lo que no es recomendable estacionar debajo de árboles o farolas en estas situaciones.

Otro 5% se resquebraja por cambios bruscos de temperatura, principalmente en invierno, cuando intentamos derretir el hielo acumulado en las lunas con agua caliente.

El 2% restante son producidas por actos vandálicos e intentos de robo.

Tags: limpiaparabrisas , parabrisas , luna parabrisas , luna coche , cristal luna, luna

Si sales de viaje, revisa previamente

la presión de tus neumáticos

Colaboramos con

      Volvo    Continental    Ponle Freno    Carta Europea        

Fesvial    DGT    Universidad Rey Juan Carlos    MC Mutual

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto