Demo

La web con todo sobre la Seguridad Vial

El 20% de los conductores estaría dispuesto a ir en bici a la oficina

Según un análisis sobre la movilidad en el entorno laboral, casi una quinta parte de los conductores no tendría problema en desplazarse al trabajo en bici.

BicitrabajoPara ello, los conductores reclaman la conciencia a la hora de usar este medio de transporte, impulsando carriles bici seguros y, por parte de las empresas, extender el uso de duchas y vestuarios en los centros de trabajo. Este informe – que analiza los hábitos de desplazamiento diarios en horario de trabajo de alrededor de medio millar de empleados en la Comunidad de Madrid- pone de manifiesto que el uso de la bicicleta no está muy extendido como medio de transporte para ir al trabajo. De hecho, un 66% reconoce que ni se plantea utilizarla.

De esta forma, la mayoría de los desplazamientos que se hacen en Madrid por motivos de trabajo (45%) tienen el coche como protagonista. Tanto es así que las dos terceras partes de los trabajadores reconocen que, a pesar del tráfico y las dificultades de aparcamiento, es la forma más cómoda de llegar a la oficina con mucha diferencia.

En este sentido, el estudio revela que los conductores echan de menos una red de transporte público más tupida. De hecho, casi la mitad de los conductores no tiene paradas cerca de su centro de trabajo, mientras que un 30,5% reconoce no tenerlas cerca de sus domicilios, generalmente ubicados en zonas de nueva construcción.

Por esta razón, a pesar de que casi el 44% tiene que llegar con antelación a su lugar de trabajo para buscar aparcamiento, no se plantea otra forma de desplazarse que no sea el coche. Esta concepción del coche como extensión de la libertad individual queda patente también en el hecho de que sólo uno de cada diez comparte vehículo, precisamente no por una cuestión de insolidaridad sino de garantía de independencia.


De esta forma, casi la mitad (48,7%) de los conductores reconoce que no tendría inconveniente en compartir coche con personas que tuvieran exactamente sus mismas pautas de desplazamiento al trabajo, para evitar así tener que desviarse para recoger o dejar a compañeros de viaje.

Solo un 8,8% de los españoles apuesta el uso de la bici como medio de transporte diario

Según un estudio un 8,8% de los españoles ya ha decidido apostar por la bicicleta como medio de transporte diario a pesar de las dificultades que aún supone su uso en numerosas ciudades de nuestro país.


Sin embargo, el gran problema al que se enfrenta la bicicleta en España para lograr alcanzar los niveles de uso de ciudades como Ámsterdam y Copenhague es la resistencia de una parte importante de la población a adoptar este vehículo como medio de transporte diario. Y, en buena medida, este rechazo se debe a los diversos problemas y, en algunos casos, deficientes políticas locales a la hora de integrar la bicicleta en el día a día del tráfico urbano.

BicicletasEn este sentido, se pone de manifiesto que otro de los obstáculos para la bicicleta es su percepción por parte de los usuarios como un medio de transporte más peligroso y lento que los vehículos a motor. Así, un 16,2% de los encuestados ha descartado usar la bicicleta en sus desplazamientos diarios por considerarlo demasiado peligroso y un 14,6% por falta de tiempo.

Esta percepción de la bicicleta como un medio de transporte peligroso también se extiende a las consecuencias directas de su proliferación en algunas de las principales ciudades españolas y el 56% de los encuestados considera que las bicicletas han aumentado la peligrosidad del tráfico diario desde que su uso ha empezado a popularizarse.

En el caso de algunas de las ciudades españolas con más población, incluso en aquellas en las que el uso de la bicicleta parece ser más habitual hoy día, también hay consenso en esta opinión negativa sobre el impacto de las bicicletas en el tráfico. Y, entre las que muestran una percepción más negativa, cabe destacar Barcelona (69,8%) y Bilbao (66,7%), mientras que Madrid (59,5%), Valencia (57,4%) y Sevilla (56,8%) también se sitúan por encima de la media nacional. Sólo San Sebastián se posiciona como una ciudad mayoritariamente ‘pro-bicicleta’ y un 66,7% de sus habitantes no cree que hayan incrementado la peligrosidad del tráfico.

El arraigo de la bicicleta en España también queda patente en el estudio y el porcentaje de propietarios de bicicletas se eleva hasta el 57,4% de la población. En cuanto a su nivel de uso, un 25,5% de los españoles afirma utilizar su bici al menos una vez a la semana, mientras que, en el polo opuesto, un 20,5% reconoce que hace al menos un año que no monta en bicicleta.

Seguridad ¿y seguros?

En lo que sí se muestra de acuerdo un 72,2% de los españoles es en la necesidad de hacer obligatorio el uso del casco por parte de todos los ciclistas, mientras que actualmente está obligatoriedad está limitada a los menores de 16 años. En cambio, el porcentaje de personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte diario y a favor del uso obligatorio del casco se reduce hasta el 42,4%, si bien otro 33,7% sí está a favor de ampliar su uso preceptivo hasta los 18 años.

El cada vez mayor impacto de la bicicleta en el tráfico urbano diario también ha propiciado el debate en ciertos sectores sobre si sería necesario que cuenten con algún tipo de seguro obligatorio, como sucede con los vehículos a motor, aunque la DGT desmintió hace solo unos meses que estuviese estudiando implantar carnet, matrícula o seguro para bicicletas.

Tags: ciclistas , el uso de la bicicleta , bicicletas , seguros para bicicletas , carriles bici , bicicleta en España , bicicleta en el tráfico urbano , tráfico urbano


¿Te preocupa tu seguridad vial?

Te protegemos

Comisariado Europeo del Automóvil
Hazte socio de CEA

Colaboramos con

      Volvo    Continental    Ponle Freno    Carta Europea        

Fesvial    DGT    Universidad Rey Juan Carlos    MC Mutual

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

¿Tienes multas publicadas?

Te avisaremos GRATIS cuando te publiquen una multa.