Demo

La web con todo sobre la Seguridad Vial

La siniestralidad en las furgonetas

Los conductores de furgonetas tienen más de un 60% de riesgo de sufrir un accidente de tráfico con respecto a otros conductores, y los menores de 26 años tienen hasta un 70 por ciento más de riesgo de sufrir un accidente.

La siniestralidad en las furgonetasA lo largo de 2013 se produjeron en España un total de 7.682 accidentes de furgonetas con víctimas, en los que fallecieron 142 personas, un 8% del total de 1.680 personas fallecidas en accidentes de tráfico. Un total de 52 fallecidos eran ocupantes de furgonetas, otros 282 ocupantes fueron ingresadas en un centro hospitalario y 4.086 resultaron heridas leves

Si se comparan datos, el porcentaje de turismos que sufrió un accidente con terceras partes implicadas fue de un 13%, mientras que en el caso de las furgonetas, este porcentaje se eleva hasta el 21%, lo que significa un incremento del riesgo de 62% a la hora de sufrir cualquier accidente.

Qué se entiende por “furgoneta”

Resulta difícil atender a un único criterio de clasificación pues, en función de variables tan diversas como su estructura, dimensiones o capacidad de carga, el concepto que resulta de furgoneta varía.

  1. Furgón o furgoneta: “automóvil con cuatro ruedas o mas, concebido y construido para el transporte de mercancías, cuya cabina esta integrada en el resto de la carrocería y con un máximo de 9 plazas, incluido el conductor”.
  2. Derivado de turismo: “vehiculo automóvil destinado a servicios o a transporte exclusivo de mercancías, derivado de un turismo del cual conserva la carrocería y dispone únicamente de una fila de asientos”.
  3. Vehiculo mixto adaptable: “automóvil especialmente dispuesto para el transporte, simultaneo o no, de mercancías y personas hasta un máximo de 9 incluido el conductor, y en el que se puede sustituir eventualmente la carga, parcial o totalmente, por personas mediante la adición de asientos”.

Esta clasificación de vehículos, por otro lado, no coincide con la clasificación general existente en Europa, y que es la que se tiene en cuenta, por ejemplo, a la hora de aprobar y aplicar las diferentes normativas de homologación de vehículos. Tampoco coincide necesariamente con la clasificación que otras administraciones publicas (Dirección General de Trafico, ayuntamientos, etcétera) puedan utilizar, por ejemplo, para determinar los impuestos que gravan cada clase de vehiculo.

Sin embargo, desde el punto de la seguridad vial, todo ello dificulta los análisis y las propuestas de medidas de seguridad, por lo que convendría simplificar dicho “panorama de clasificaciones” y agrupar en una única categoría todos aquellos “vehículos utilizados para trabajar”.

Causas de accidentalidad vial

Detección de obstáculos y peatones con frenado automáticoComo causa de accidentalidad vial, destacan las distracciones y el exceso de velocidad, así como la presión a la que están sometidos los conductores de furgonetas por tener que cumplir con los horarios, entre las causas que afectan a la siniestralidad en furgonetas. Pero también la edad del conductor es un factor clave a la hora de resultar implicado en un accidente, siendo los menores de 26 años los que más riesgo tienen, quizá porque no dispongan de la formación.

Otro de los causantes de los siniestros de estos vehículos resulta ser que el parque de furgonetas está anticuado. El 26% de las furgonetas matriculadas en España tenía en 2012 más de 20 anos de antigüedad. Según la Dirección General de Trafico, el riesgo de fallecer en caso de siniestro se duplica para los ocupantes de turismos con una antigüedad aproximadamente superior a quince años (en el caso de las furgonetas puede suponerse una relación similar).

Existe otro gran riesgo: conducir una “oficina en movimiento”, puesto que la cabina de la furgoneta suele estar llena de agendas, tabletas, ordenadores o teléfonos inteligentes, por lo que se hace necesario recordar que se deben respetar las normas de circulación, con especial atención a los límites de velocidad, así como en extremar la seguridad cuando las condiciones atmosféricas son adversas, existe tráfico denso y obras o simplemente hay peatones cerca.

Además, las exigencias de equipamiento de seguridad que impone la actual normativa europea de homologación son menores en el caso de las furgonetas que en el caso de los automóviles de turismo: en concreto, en aspectos como el sistema ISOFIX (las furgonetas también se utilizan ocasionalmente para el traslado de niños), el sistema de control de la presión de los neumáticos o el sistema de recordatorio del uso del cinturón de seguridad.

En cuanto al análisis del equipamiento de seguridad que ofrecen las furgonetas que se encuentran actualmente a la venta en España, sucede algo similar: mientras que en los automóviles de turismo el sistema electrónico de control de estabilidad, el sistema ISOFIX, los airbags frontales de conductor y acompañante delantero y los airbags laterales constituyen equipamiento habitualmente estándar o de serie en todas las versiones, en el caso de las furgonetas solo el airbag frontal de conductor es equipamiento universal ya desde las versiones mas económicas.

Posibles soluciones

Para disminuir la elevada siniestralidad de los conductores más jóvenes, es necesario facilitar a estas personas formación específica sobre técnicas de conducción segura y eficiente de este tipo de vehículos, especialmente en el momento en que son contratados por una empresa.

Sistemas de aviso de cambio involuntario de carrilAdemás, se recomienda en todos los modelos la instalación progresiva de sistemas de seguridad avanzados como el sistema de electrónico de control de velocidad, airbags frontales de conductor, de acompañante delantero y laterales (equipamiento habitualmente estándar o de serie en todas las versiones de turismos), así como otros dirigidos a la detección de obstáculos y peatones con frenado automático, sistemas de aviso de cambio involuntario de carril, de detección de distracciones y del estado de atención del conductor. También es necesario que los reglamentos obliguen también a las furgonetas a contar con sistemas de recordatorio del uso de los cinturones de seguridad y sistemas de control de la presión de los neumáticos.

Todos estos datos se desprenden del estudio realizado por la Fundación MAPFRE “La seguridad de las furgonetas: situación actual y propuestas de acción”.

Otra herramienta para reducir los accidentes de tráfico en el entorno laboral, es la ISO 39001. Una norma orientada a la gestión de la Seguridad Vial en las empresa y que trata de “reducir y en última instancia eliminar, la incidencia y riesgo de las muertes y heridas graves derivadas de los accidentes de tráfico”, con el fin de actuar de manera eficaz frente a la problemática que supone los accidentes de tráfico laborales tanto “in itinere”, como “en misión”, que se producen entre el colectivo de conductores de furgonetas.

 

Tags: seguridad vial, accidentes de trafico, airbag, furgoneta , turismos , vehículo mixto , Direccion General de Trafico , peatones , normas de circulación , iso 39001, certificado iso 39001, norma iso 39001, seguridad vial empresas, accidentes trafico empresas, accidente trafico laboral, reducir accidentes trafico


¿Te preocupa tu seguridad vial?

Te protegemos

Comisariado Europeo del Automóvil
Hazte socio de CEA

Colaboramos con

      Volvo    Continental    Ponle Freno    Carta Europea        

Fesvial    DGT    Universidad Rey Juan Carlos    MC Mutual

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

¿Tienes multas publicadas?

Te avisaremos GRATIS cuando te publiquen una multa.